22/12/10

Slowhands.

video
Tears in Heaven - Eric Clapton

Eric Clapton es uno de los músicos más influyentes para mí. Quise aprender a tocar la guitarra después de ver el Unplugged de 1992 hace unos años. Aquello que reproducía con tanta agilidad no parecía ser muy difícil. Todo esto era antes de saber que su apodo era Slowhand (manolenta), adquirido después de demostrar que era capaz de tocar lo más complicado con unos suaves movimientos virtuosos y precisos que eran capaces de inspirar confianza a gente como yo, y obligarnos a coger la guitarra por primera vez. Luego ya descubrí que era mucho más complicado de lo que parecía.


Una de las canciones que más me gustan, aunque sea probablemente la más triste es "Tears in heaven", canción que dedicó a su fallecido hijo.
El músico reveló en su autobiografía, Clapton; The autobiography los terribles momentos que vivió cuando su hijo Conor murió tras un fatal accidente. Clapton jamás había sido tan claro a la hora de hablar de ese dramático momento de su vida que le llevó a componer el tema Tears in heaven.

Clapton con su hijo, Conor

El hijo del británico murió el 20 de Marzo de 1991 tras caer por la ventana de la planta 45 del edificio donde vivía: "El teléfono sonó y era Lori (madre del niño), estaba histérica y gritaba que Conor estaba muerto. Pensé que eso era ridículo, ¿cómo podía estar muerto? Entonces le pregunté la cosa más estúpida del mundo: ¿estás segura? Ella me contó que se había caído por la ventana y le dije que enseguida iba para allá".

La muerte de un amigo, un ser querido es horrible, pero la muerte de un hijo debe ser algo horroroso, y en unas circunstancias así todavía más. En el caso de Eric, lo transformó para escribir una de las mejores canciones de todos los tiempos, y a la vez, la que fue carta de presentación para su disco Unplugged, disco que para ser el primero que Eric tocaba íntegro en acústico, no dejó de ser una sorpresa que recogiera dos premios Grammy y fuera el más vendido de su carrera.

2 comentarios:

  1. la historia la conocía...
    aunque el tema lo habia escuchado mucho antes, y mi viejo me conto la historia.... muy triste de verdad... creo que en esa situacion no hay muchas palabras...

    ResponderEliminar
  2. Excelente tu espacio. Gracias por seguir el mío. Comenzaré a hacer lo mismo con el tuyo en este mismo momento.

    Pocos artistas logran lo que Eric genera en nosotros. Es un artista único. Siempre con su talento desparramándose por ahí... Y esa sonrisa que indica una superioridad absoluta sobre el resto de los mortales, esbozada con la humildad de un gigante.

    Me enorgullece leer relatos como éste.

    Saludos,

    Leonel

    ResponderEliminar